Principios políticos

El objetivo de nuestra organización es la creación de una sociedad libre organizada bajo los siguientes principios:

Democracia — Una sociedad libre depende de medios libres y organiza civil, social y económicamente su vida utilizando los principios de participación democrática que surgen de la acción directa y la responsabilidad pública. Aquellos que estén afectados por una decisión tienen la oportunidad de participar en esa decisión.

Igualdad — Todo el mundo es bien recibido en el marco de una sociedad libre. Todas las personas son iguales y todo el trabajo se valora por igual.

Diversidad — Todas las personas de una sociedad libre son diferentes y que sus diferencias tengan cabida es de suma importancia para la igualdad.

Seguridad — Cada ser humano en una sociedad libre tiene acceso asegurado a la satisfacción de sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, atención sanitaria, información, educación y transporte.

Creatividad — Una sociedad libre valora la cultura, el arte, y el ocio como necesidades fundamentales. Todas las personas tienen derecho a acceder a su propia cultura y a practicar la expresión creativa.

Autodeterminación — Una sociedad libre está descentralizada y todos los lugares tienen derecho a la autodeterminación y a su autonomía mientras no se vulneren otros principios básicos de una sociedad libre.

Interdependencia — Las comunidades en una sociedad libre están pendientes unas de otras a través de la ayuda mutua y el intercambio.

Justicia — Todas las personas tienen derecho a estar libres de coacción, amenaza y violencia. La aplicación de la Justicia debe residir en la comunidad a la que afecta y buscar una solución en lugar de venganza. El sistema judicial debe estar orientado a la abolición de las prisiones y las cárceles autoritarias.

Paz — Una sociedad libre usa las discusiones como una oportunidad de aprender de las puntos de vista, las opiniones y las experiencias divergentes, con el objetivo de llegar a acuerdos y tomar acciones que reafirmen la humanidad y los derechos fundamentales de todas las partes.

Ecología — Los humanos viven en armonía con el medio natural y son parte del mismo. Una sociedad libre reconoce el derecho al agua potable, al aire limpio y sin toxinas industriales y a los alimentos sanos y sin técnicas de ingeniería genética.

Economía — En una sociedad libre de los medios de producción deben estar en manos de la gente, habilitar a las comunidades para organizar el trabajo útil, y proporcionar un nivel de vida responsable y sostenible que trate de satisfacer las necesidades de todas las personas.